Politiquillos Gandayas

1
116

Por LCC Judá Álvarez

 

El espíritu espurio y ambicioso de cientos de politiquillos improvisados salidos de la nada, que han comenzado a salir de sus trincheras y madrigueras, se manifiesta hoy por todo la República Mexicana.

Si, son tiempos electorales y tiempos de elecciones, y surgen por todos lados y por todos rumbos, que como la gangrena, el herpes, el sida, la humedad  y el salitre se multiplican por cientos, por miles, se trasminan, carcomen, ruñen como las ratas en busca de sus intereses, pasen por encima de quien pasen, su interés es el poder, el ser, el estar, el aparecer y el hacerse notar.

Si, estos politiquillos sin rienda están en colonias, ciudades, algunos o muchos de ellos, abanderando intereses de ciertos grupos de la sociedad, camuflajeados con espíritus de supuesto interés comunal hacia el interior de agrupaciones, sociales, culturales, deportivas y hasta religiosas, pero que dejan ver a todas luces en sus acciones, actos y actitudes, sus verdaderas intenciones narcisistas.

Estos enfermos de poder, que creen que el mundo gira en torno a ellos mismos, no tienen llenadera, son sanguijuelas que chupan y chupan, que utilizan la fuerza y la presencia de ciertos grupos emblemáticos de la sociedad para posicionarse, lograr, alcanzar, colgándose de la fama, de la presencia de actores de gran peso, saludando con sombrero ajeno, que saben y conocen que por sí mismos no tendrían el mismo impacto, que son tremendos desconocidos, que se inflan y al paso del tiempo se pierden en su propio anonimato.

Estos chapulines no hallan su lugar, se lanzan con feroz rabia, desbocados cuales caballos sin rienda, con toda furia buscando el hueso político, hueso que llena sus ímpetus rastreros, por el cual se desencadenan comportamientos energúmenos, pasando por alto reglamentos, reglas, autoridades instauradas para reglamentación interna de las instituciones a las cuales dicen y piensan representar.

Quieren vender y venden supuestos estados de estabilidad, de triunfo, de supuestos componendas y beneficios en favor de los gremios que dicen y piensan representar, llevando agua a su molino, medran con la representatividad social de esas organizaciones a las que pertenecen, y así, manipulan, calculan, y artera y vilmente ejecutan sus planes, politiquillos gandayas, que además de todo, se cuelgan de otros políticos y funcionarios públicos en funciones para lanzarse en busca de sus ambiciones de poder.

Esta postura de la impostura esta evidente y a la luz, todo el mundo los conoce, los ubica, sabe quiénes son y donde están, ellos se exhiben, se manifiestan, porque aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Estos granujillas vestidos de políticos, soberbios, enajenados de sí mismos, con nombre y apellido, solo buscan satisfacer sus egos enfermizos de grandeza y poder, con aires de querer fascinar, buscan con avidez su propia gloria, sus codicias desenfrenadas, degeneradas, necias, licenciosas y libertinas.

Hoy el mundo político se ha atiborrado y plagado de personas y personajes en franca descomposición y desquicio mental, desubicación del tiempo, de la distancia, del lugar, de los modos, de las formas, de las maneras, sobre todo de los medios que sufren la perdida de la decencia, del respeto, de la dignidad, de la rectitud, de la sensatez, del recato, de la modestia, del pudor, y sobre todo de la vergüenza.

Así las cosas, un mundo donde la desvergüenza es pan de cada día, la desfachatez es la vestimenta, la mentira y el engaño es la constante; y la ambición desenfrenada de poder y gloria, la permanente idea y pensamiento.

1 Comentario

  1. Thanks for another informative website. Where else could I get that type of information written in such an ideal way? I’ve a project that I’m just now working on, and I’ve been on the look out for such info.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here